sexta-feira, 25 de agosto de 2017

¿L'AGRICULTURA ECOLÓXICA PODRÍA ASISTIR A LA POBRACIÓN MUNDIAL?

Qué si l’agricultura ecolóxica podría asistir a tantos millones de pobración qu’hai anguaño, craramente, en cifras macroeconómicas, cumo se diz, nun lo séi a ciencia cierta, mas lo que si séi, ye qu’el “problema” del capitalismu nun ye precisamente la pouca producción, la escasez, la falta, sinon, lo que cría la crisis alimentaria, polo que sufre tantas calamidades tantas personas, ye la desigualdá, l’acumulación nunos poucos.

 

Agora mesmu, entovía nun se produz rialmente casi nada de Organismos Xeneticamente Modificaos, más conocíos por Tresxénicos, pa l’alimentación humana directa, agora lo que se produz ye destinu al cebo d’animales.

 

Todos estos “Tresxénicos” úsanse pa piensos, cumo’l miyu, cumo la soya, precipalmente.

 

Pa esto, está ocupándose grandes territorios que nun producen alimentos, cereales, verduras, frutas, hortícolas, tubérculos… sinon grasas y proteina animal que son los elementos que menos proporción precisamos na dieta y si vitaminas, i hidratos de carbonu.

sábado, 19 de agosto de 2017

L'ARQUITECTURA DEL BARRU: CONDELGADA



La Arquitectura del Barru desgraciadamente ye la que menos s’está cudiando, la menos amparada, la qu’arroñan y la que más s’están arroñándo nas aldeyas.

Parez un misteriu, cumo la tierra moyada, puede criar una construcción tan mazacote, dura, qu’incomunica tantu y tan bien de los fríos y los calores, con un material tan cercanu y “cuitau” cumo la tierra, una tierra húmeda que llimpa d’impurezas, cumo las chinas, que la puede escachar cuando se seca, puede facese mui resistente tanto nesta forma de adobe, cumo en tapial.

Neste segundu xeitu, inda me parez más increyible, cumo encalcando y encalcando la tierra, fácese morteru.

Tolo que precisa estas paredes, son un mantenimientu antihumedades, que nun le pingüe agua nin por riba, nin por baixu.

Por eso, nel suelu suel usase outros materiales que nun se espipan pola humedá, cumo la piedra -morrillos, cantos-

Siguen faciendo adobes, non tanto tapiales, mas estos primeiros, pueden facese col sobrizu de ciertas máquinas que favorez esta xeira, cumo la hormigonera, envede masar a pie, y una prensa, neste caso manual. Asina, todu esto y más cousas, estaba n’Amayuelas, nuna aldeya de Palencia.

Esta aldeya, ye conocida’n ciertos ámbitos, cumo núcleo que pretende defender, estudiar y dar exemplu sobre la xeira campusina y rural, anguaño.

Con esta filosofía promueven y crian pequeñas microempresas qu’aporvechan los recursos rurales cercanos, defendiendo amás, la práctica de l’agricultura ecolóxica.

quarta-feira, 9 de agosto de 2017

SAN PEDRO: EL COMERCIU BRACERU.

Las ferias y fiestas de San Pedro cadavé son más fiestas y menos ferias, mas nunca fueron asína; ya que todu se vende por cooperativas y distribuidoras.

Yera una ferias de las más importantes, feicha bien señalada pa vender productos y pagar deudas, qu’incluso s’anotaba nos contratos d’empresta.

Amás, también servía pa posturar cumo fuerza de trabayu pa la siega, que drento de pouco yera, yera inminente.

Sentánbanse los obreiros nas Tres Cruces, asina s’amuestraban pubricamente pa que fueran contrataos pal branu.

Pouca diferiencia hai, colo d’agora, si qu’asi, agora todu está más automatizau i informatizau. Mas la esencia ye la mesma. Solo hai que ver cumo s’arrutian los inmigrantes nas plazas y caleyas pa que venga un “carru” y ensin más, llevándose a los que le parezan a la xeira.

CHACULLANDO'L RIF.

 

Este territoriu tan desconocíu de Marruecos, que formóu parte de España, ye modelu de respetu ante l’autocracia fascista del rei y tol sou Estau.

Mas naide sabe nada, pos los medios de propaganda burgueses solo cuentan aquello que l’interesa a los sous dueños banqueros, pos están continuamente envelenando y mintiendo, ensin vergoña nenguna, cumo si l’Estau venezolano fuera dictatorial, mientras que de Marruecos, nada se sabe.

Solo saben meter bozacu pubricamente, tentando emparientar estas lluchas populares col islamismu.

Mas, la rialidá nunca debe ser entoñada, y cumo col Sahara, la dictadura fascista marroquí debe arroñase, que lo sepa el sou amigu’l nuesu Rei.

LA GRIESCA HIPOTECARIA

Muchas de las lluchas qu’hai na cuestión de las deudas hipotecarias son debidas a propietarios que n’época de crecimientu económicu s’enriquecen y piden créditu pa reinvertir mayormente. Entuences llega’l momentu de cayía económica, nun pueden escotar, y pueden vese na caleya nun solo ensin las propiedades endeudadas, sinon también aquellas que tenía ensin deuda.

Por eso, los llabradores d’esta tierra, que son propietarios, son los que crían el sou puestu de trabayu, pos nun hai rialmente outros centros de trabayu que absorban nin se véi actividá económica abonda que amuestren outras mínimas oportunidades llaborales.

Polo que queida ye, ou ser emigrante ou “ser un pequeiñu burgués” a la fuerza.

Estos campusinos tienen los cimientos en barru, pos anque amuestren mucha maquinaria, tola sua actividá está financiada. Mas estos, son los únicos que pueden vivir con unos medios de producción mínimos pa desenvolver un xeira agraria.

Este sector encasau cola pobración “funcionarial” y de pensionistas, envisca una sociedá mui reaccionaria qu’encimienta colos sous votos y valores, el sistema y el réxime nel que vivimos.

terça-feira, 8 de agosto de 2017

LA SIEMPRE AMADA, RUTA DE LA PLATA.

La ruta de la plata nun tien agora la importancia que podía tener enantes, cumo eixe vertebrador de la península, nel que corrían y se tresportaban culturas y mercancías, tanto económicas cumo de guerra.

Especialmente importante na Corona de Llión, enantes col Imperiu romanu, y enantes inda, yá venía col nomadismu de ganau, y con este también, la vida cultural de diferientes reinos y rexones.

Craramente, cola constitución del Estau español, con sede central en Madrid, desendolcando una economía de mercau común español, planiú una rede de comunicaciones centralizada na Capital, mientras que el restu de comunicaciones tresversales, abandonáronse, a lo que s’uñe’l crecimientu de la pobración y de la concentración del capital financieru que demanda más en medios de tresporte, desenvolviéndose’l sistema radial, mientras qu’el restu del interior de la península diba vaceándose más y más, colo que se trasfulgaba la vía férrea.

Mientras la autovía nun acababa de facese.

Date cuenta, cumo yera de importante esta ruta pa los romanos que sacaban l’ouru y demás recursos del interior contra’l Mediterraneo, servía pa controlar el territoriu, moviendo facilmente tropas y comunicando capitales como Lugo, Estorga y Mérida.

RAZONES PA LA INDEPENDENCIA

Los sentimientos d’un colectivu pa sentise uñíu tien muchu que ver cola llingua que falan, y la cultura común que tien, pero eso nun tien nada que ver, directamente con que se solicite y demándese l’autonomía ou la independencia, nesto tien que ver más las cuestiones económicas.

Castelao, neste tema, teníalo bien trabayau, el queida bien estenu qu’un grupu fácese difierenciar de los vecinos, polos rasgos culturales comunes, mas, pa que quieran criar un Estau- Nación propiu, entran outros factores qu’enratan. Estos son los intereses económicos arrapean a sectores sociales baxu una mesma conciencia, pa pidir un Estau propiu y diferiente del Central.

Está bien a la vista, que la identidá gallega está enraigada, anque la sua llingua seya pouco más considerada cumo de “coros y danzas”, yá qu’esta, está perdiendo falantes, a pesar de la sua oficialidá, pos el franquismu y las inmigraciones ficieron del gallegu una llingua de sectores populares, cuasi analfabetos, con un mediu rural despobrau. De tal xeitu, que los gallegos fueron castellanizándose. De ende, bien esta situación d’anguaño.

Por todu esto, si fuera por cuestiones culturales, l’América Hispana nun se hubiera independizau, mas los intereses económicos fueron fundamentales pa que unos crases burguesas y terratenientes criollas, que tenían cargos importantes na alministración española, incrusu militar, drento del imperiu, escomenzaron a plantiase encabezar sublevaciones escontra la metrópoli española, porque oservaron qu’el mercau español yá yera mui escasu, y quería comerciar con outros Estaos más amplios y upantes, cumo’l británicu.

Yeran tan españoles cumo los d’Europa, pos tenían cultura castellana, yeran descendientes d’españoles y aborrecían tamién las culturas indíxenas, mas con outros deseyos mercantiles, lo que los difierenciaban de los españoles europeos.