domingo, 24 de janeiro de 2016

LA GRIESCA AL CEMBO DE LOS LLEGALISMOS


 

Date cuenta equí, que nun ye’l casu, tradición d’estrebujinar faltosa, nel SXX hubo dalgo especialente campusinu, na tierra de Campos y la Guareña (sureste de la provincia), pero que acabaron con ella, col golpe d’Estau del 36, y na transición escomenzóu, y hubo unos engarraos campusinos mediante tractoradas a finales de los 70 y principios de los 80, pero acabaron apagadas, calladas con las subvenciones PAC (política agraria común), y nuevos “ vendetrabayadores” cumo la COAG, mas pouco más, lo demás son movilizaciones de trabayadores, son la rastra de los sindicatos oficiales. 
Y claru, ante tanta pasividá, vése difícil semar las ideyas del socialismu; en teoría, nun ambiente amorosu, las lluchas mineras, astilleros, etc., bien atropadas, al cembo de los llegalismos, acaban igualmente embaxu del xugu de lo mesmu, del negocionismu.

¿Ú ESTÁN?, NUN SE LES SIENTE



Tamién, estaba recordiando d’un artículo de Juán José Millás na Opinión de Zamora, na sua columna que dicía cousas asína cumo qu’agora los sindicatos nin están nin se les aspera, que nun aparecen en nengún debate televisivu, pa contar nada de nada, que si rialmente existen, ye cumo burocracia nas grandes empresas y l’alministración pa facer que facen y firman papelicos. Y lo esparaván, y esa yera la sua reflexón, que nun pescudaba nin cumo, nin de qué xeitu nin cuando entamóu a suceder esto. Fueron esfungándose pouco a pouco, nin se les siente nestos momentos de tanta precariedá, él comparábalu col Manchester del S. XIX.

quinta-feira, 21 de janeiro de 2016

YÁ PASAMOS LA ÑAVIDÁ




Yá pasamos la Ñavidá, la fiesta del solsticiu d’iviernu, un añú más, unas fiestas rialmente de muchas composturas de felicidá, cuando drento de la famila se resiente muchas rencillas y diferiencias.
Mas nas comidas y cenas familiares tenemos que ser todos felices.
De todas maneras, estas fiestas solo se sostienen gracias a la felicidá de los neños y la gayola que dan, cuando están colos güelos, asina lo remembro you, cuando yeran pa mi las verdadeiras fiestas, enredando, daquella, colos primos en casa de los güelos.
Neso, nun te coscas de nada d’esos problemas de los mayores, los ves llonxe, que nun van contigo na tua vida del día a día.
Llegaban las colaciones con los qu’enredaban continuamente, yeran lo novedosu, yeran tan bonitos y tan rellumbrantes, que grandes posibilidades daban nas figuraciones.
Pero buenu, qué se le va facer esos tiempos esfungaron.
Salu, ante todu, salú, pos seguramente nun te tocóu la llotería de ñávidá, nin tampouco gastarán na del Neñu, “tú piérdestelu”. Y dígolu you, que tampouco gasto nesto.
Siqu’asi, todo eso, ye lo mesmu de tolos años, que tanto allegra l’Estau pa sacar buenos ingresos y beneficios, vendiendo papelicos ensin valor. Mas con una capacidá de propaganda y d’enzolamiento tremendu, con mucha inversión en todu esto.

segunda-feira, 18 de janeiro de 2016

LAS NOTICIAS Y LA INFORMACIÓN.





Las noticias cumo la cultura cuido que ye fundamental pa conocer la sociedá, el sistema y el réxime nel que vivimos.
La ideoloía que nos domina nun solo son las noticias que salen nos medios de comunicación burgueses, sino tamién inclusu más los valores morales y éticos que se fomentan, se tresmiten y se sobrizan, del xeitu más inocente, que puede parecer, mediante símbolos, personaxes, actos que se ponen d’exemplu, “instituciones, organismos honraos”, etc.
Un pequeño modelu d’esto son los santos de Disney que s’asemeyan inofensivos, pero esperrian una cantidá innumerable de valores éticos que se ponen admirativamente para los neños, encalcando on más los valores de la sociedá y de los mandantes institucionales.
A la que más ascu tengo, ye a Minie, la que ye novia de Mickey, cola sua xeitu, muestra unos valores de patriarcau, sumisión, etc.
Buenu, asína son las cousas, hai muchos estudios sobre eso.
Mediante bebidas nocivas cumo la cocacola ofrécense envueltas na amistá, solidaridá interxeneracional y la vida saludable.
Cumo se fala mucho de solidaridá y ayuda mutua entre vecinos, estrictamente solo en cuestiones puramente de vida privada, ensin tener nenguna unión nin relación cola sociedad y el mundu que l’arrodia.
Cumo si estos valores solo s’atoparan individualmente y en circuitos mui cortos.
Si qu’asi, a veces se “contradicen” y plantian la caridá al “tercer mundu”, pero estrictamente na pirámide de sumisión, de beneficencia, ensin pescudar las causas de los problemas sociales y económicos.