sexta-feira, 25 de dezembro de 2015

EL LLOBU CUMO L’ESTRUCTOR



Equí, na provincia de Zamora, especialmente nel norte del Duero, andamos casi tolos días enciscándonos pol tema del sobrizu ou non del llobu, y de la necesidá ou non de la caza de llobos pa controlar esta pobración.
Pos al norte del Duero, especialmente na Sierra de la Culebra ye onde más llobos hai y onde hai llicencia pa cazar ciertos númaros de llobos, sacando a subasta la cacería de exemplares, pagándose bien cada cabeza.
Pero muchas veces lo que se fá ye llegalizar la caza furtiva, pos nas cacerías organizadas, ye más difícil cazar llobos, pos s’espantan, y s’amouchan ou pasan la raya a Pertual ou contra’l sur del Duero (onde nun está permitía la cacería de llobos)
Entuences, nesi momento, ye cuando s’aporvechan pa tirar un llobu muertu qu’a veces apesta a pochu, y asina llegalizan la caza que ficieron va tiempu ensin permisu.
Nel sur, están tentando que se fomenten más cacerías, la COAG continuamente, los sous representantes salen a los medios diciendo que huei hai llobos ou habitantes nas aldeas onde está’l llobu. Están endroñando a la xenti con esta propaganda corporativista.
Plantiando cumo único enemigu del mediu rural al llobu. Yá que dicen cousas cumo qu’el llobu tien futuru nos puebros, lo que nun se vei ye futuru de vida nel campu. Ou tamién dicen, llobos va seguir habiendo pero non habitantes. Ou tamién, quienes realmente están en peligru d’extinción son la pobración rural, non los llobos.
Si falan muchas veces de los precios de los productos n’orixen, que son un abusu monopolísticu de las empresas comercializadoras qu’albardan a los campusinos, imponiendo los pagos tanto en precios cumo en prazos de pagu, en maquinaria y nos recursos, cumo piensos, semillas, etc, son precios de cobro impuestos y cada más n’alza.
En definitiva, los monopolios imponen el preciu de venta al sou gustu y necesidá y imponen el preciu de compra cumo a ellos le vienen bien, siempre a la baxa.
Pa tentar meyorar esta situación, la “Alianza por la Unidad del Campo UPA-COAG” propone enzolar a estos, faciendo contratos pa vender las materias primas a los monopolios, facer un observatorio oficial de precios dende’l orixen hasta’l consumidor, y que las subvenciones de la PAC (política agraria común) vayan solo a los “profesionales a título principal”, no a los que tienen otras actividades económicas, a mayores.
Mas totalmente, esqueicense que l’esnera de los profesionales a título principal, cumo ellos llaman a los agricultores y ganaderos, pa ellos ya nun existen los campusinos, ye tamién aspectos fundamentales qu’afectan a tolos trabayadores, cumo son las pensiones, l’arroñamientu d’una economía basada nel turismu y solo favorece’l capitalismu financieru de los monopolios y infraestructuras, etc. Problemas qu’influye a tolos trabayadores.
Esto suel pasar mucho colos “sindicatos corporativistas” cumo los médicos, que solo les importa lo d’ellos.
Lo que pasa ye que los médicos, anque cadavé menos forman parte de la aristocracia obrera, muchos siguen sintiéndose como tal, instalados na sanidá pubrica cumo si fuera la sua devesa particular.
Pero estos campusinos qu’están endeudaos y con hipotecas sobre hipoteca, están mucho d’ellos acabando arroñaos, ou nun ven futuru pa los fiyos nesti sector, son individualistas porque nun ven más que los sou problemas cumo una cuestión privativa, personal na que nun pueden confiar en nadie, yá que cualisquier outro pueden ser competencia d’ellos.
Esto sufrenlo mucho y muchos obreiros, tamién.
El llobu na nuesa economía rural capitalista tamién puede ser rentable económicamente.
Nun debemos esqueicer quién ye’l responsable de todu esti caos, que culpabiliza a los llobos, fomenta l’odiu a los llobos, y tapa las causas verdaderas de la ruina campusina.
L’Alministración usa l’instintu primariu de la protección que tolos pastores tienen al sou ganau, pa mandonguialu escontra’l pasal más débil de la naturaleza, pa asína enfocar la sua mirada, responsabilizando de la sua vida precaria, contra’l llobu.
Suel pasar continuamente, cuando se ven imáxenes de la policía zurciando a un viandante ou manifestante, autoriza a esti policía diciendo que dalguna xerada habría feichu.
La psicoloxía social estudia mucho esti tema.

quinta-feira, 10 de dezembro de 2015

L’ARTE Y CULTURA CLERICAL.




La verdá ye que los curas na edá media, nestas cuestiones artísticas fueron bien expertos y con cierto gustu, anque ye posible que la temática fuera dalgo mui monotemáticu. Hasta que nun fuí acabándose este época, nun escomenzaron a dominar outros temas.
Perom tampouco ye, que la edá media fuera tan escurantista, en solo temas relixosos cristianos católicos, porque ye verdá que nun pudieron acabar cola mitoloxía “pagana”, ye decir, de los campusinos, que yeran los qu’on, tovía practicaban lo anterior al cristianismu, y vése mui bien nas portaladas, paredes, etc., muchos santos mitolóxicos, cumo sirenas de duas colas, cuelebras, etc. Agora mesmu, tengo na manu, un llibru mui buenu, que te gustaría porque podía llamase tamién mitoloxia asturiana, mirandesa…, mas nesti casu, llámase  MITOLOXÍA POPULAR DEL REINU DE LLIÓN, que fala de las Xanas, los Mouros, las Mouras, las Cuelebras, los Trasgos, Reñubeiros… falan de lo que queida en Llión, Zamora y Salamanca, pero principalmente en Llión y Norte de Zamora, mui bien fundamentau en documentación bibliográfica, a esto faltaríale falar de las Bruxas.
Tamién drento de las igresias, especialmente, osérvase mui craramente qu’hai nas más primitivas del Medievu, muchos y muchos símbolos precristianos, círculos solares, etc.
Mas, en xeneral, hai mui pouco estudiau por equí sobre esto, las antropólogos y demás estudiosos nun pusieron muchu interés n’estudiar estos mitos, que cadavé queidan menos.
Los curas nun consiguieron del todo acabar con ellos, fueron conservándose, tapaos pola relixón católica y tamién aculturizándolos, ye decir, apañándoles tol sou significau, valores cumo personaxe qu’actua nel mundu… y acoquinándolos na naturaleza y en determinaos llugares del campu, na lliteratura oral, por eso ye importante trescribila a la escritura pan nun se pierda y pueda dalguna vé revitalizase col valor que tien, de cultura popular, cumo las cuestiones llingüisticas.
Poro, están importante que se fagan pubricaciones cercanas al púbricu que conozam toda esta cultura.
Cumo te decía, tampouco los edificios medievales relixiosos yeran talmente relixosos, siempre aparecían muchas escenas de campu, de política conceyil… pos yeran las portadas de la igresia onde se facían las reuniones del Conceyu.
Tamién hai muchas escenas pornográficas y eróticas drento de las igresias, na Catedral de Zamora.
Pero ye ciertu, que cuando escomenzóu haber cultura estrictamente non relixosa fuí acabando la edá medieval, cuando el feudalismu diba trasfulgándose nel sou poder políticu, centralizándose na monarquía y está entamóu gastar n’arte non sacro, al non necesitar tan craramente a la Igresia para defender el territorio, y la burguesía (las crases sociales que vivían nas ciudades) fueron el sobrizu al poder Real y el sobricu de la monarquía escontra los “excesos” de los feudales (cleru y aristrocracia)

segunda-feira, 7 de dezembro de 2015

LA TONADA

LA TONADA

Una vé estando en Xixón, coincidóu que estaban celebrando un campeonato de Tonada, estaba abonda bien, cantaban o solo con voz ou tamién con gaita.

Si resulta agradable y gusta asgaya, mas hai que ser mui aficionau a esto, pos se puede facer abondo aburrido y monótonu mucho tiempu escuchando.

Lo que si se vía, que nun había mucha afición moza a esto, y entre los cantantes si había dalgún rapá qu’espuntaba cola sua voz.

Está bonita, mas ye una crase de canción qu’existe en mucho llugares, recordábame a unas “cantigas da segada” de la Tierra de Miranda (Pertual), y outras canciones de la provincia de Zamora, pos normalmente la tradición musical s’atropába con una voz nos filandares y seranos, siguíu si acaso con dalgún instrumento caseru ou pandereta, y nun digamos cuando yeran canciones pa acompañar al trabayu, cumo la siega.

Solo nas fiestas, yera cuando se cantaba y había música de gaita, el mesmu músicu ou distintas personas, una cantaba y outra tocaba la gaita, ou la chifla y tamboril.

Hai muchas tradiciones que son únicas porque la pobración de la zona la considera propia, suya, porque amás se cuenta cousas, reconcomes y problemas del llugar; mas ye universal, yá que cuando tol mundu siente lo mesmu ou mui asomeyau en muchas y diferientes tierras.

Na tonada, sintíase mucho la presencia del asturianu tantu na lletra del canto cumo na presentación del espectáculu, anque tamién había muchu en castellanu, la mayoría.
Había unos cantantes mui buenos, con una voz mui potente, que venían principalmente del interior d’Asturies, especialmente del Narcea.