sábado, 4 de abril de 2015

LAS FIESTAS D'IVIERNU, DÍCESE LA NAVIDÁ.



Las navidades son bien fastidiadas, estas fiestas diéronnos una buena griesca. Acaban unu colas fiestas más baldaos que gayoleros.

Amás esto de las fiestas de navidá son más un compromisu qu'una gayola, on la primer nueche, o la comida de navidá pasa meyor, que'l fin d'añu faise realmente murniu. Especialmente si estas zambras realícense en casa ayena.

De todas formas.

FELIZ SOLSTICIU que yá pasóu.

FELIZ AÑU NUEVU, 2015.

Especialmente a las personas mayores gústan estas fiestas, llevan nas venas unas tradiciones caseras y d’recuerdos mui rayizaos, a los más mozos llegan amurniar cadavé más, pol consumismu, la fatura y la falancia.

Lo más interesante ye cuando tienes neños pequeños al tou alredor, que dan allegría y encalan d’inocencia todu esto.

Pos facen bien las gracias a tol mundu colos sos enrevelamientos y los suas risas.

Pero siempre te fai enrecordar los tiempos pasaos, cuando se yera unu más mozu y más rapá, y enredaba colos primos y taba unu colos agüelos nel puebru.

Seguramente, eso mesmu pasará a los neños d'agora, cuando lleguen a la nuesa edá.

A tolo demás, nel mundu de la movida social, hai pouco que contar, todu está pol tema economicista, anque con temas bien dolorosos como lo de la Hepatitis C, y de los continuas espulsiones de viviendas que siguen asocediendo y que los colectivos lo que tentan conseguir ye la dacción en pagu y un arriendu social, esos tiempos de resistencia a la puerta yá prácticamente nun se facen, a lo menos en Zamora nun se ficieron; na radio y na TV tampouco se ven.

Está esteno, que todu tamién está, cada vez más calláu.

El casu más interesáu agora mesmu ye'l home que diba nel coche y tirábase escontra la casa del PP, puede ser interesante’l casu ou simplemente la reacción individual ante una situación de crisis continua qu’está sufriendo y que va cayendo más xente a lo llargu del caminu, cumo un dominó. De primeras, esmurrianse lo qu’estaban en peligru d'esclusión y depués según se van acabando los aforros.

Lo que está craru que lo primero que dixeron y encalcaron yera decir, que nun yera un atentáu terrorista, que yera una cuestión d'un llocu.

Y calláronse llueu, nun fui cumo nel casu de la presidenta de la Deputación de Llión que le dieron más bombu y salióu todu tipu de chistes y demás, y amás fueron acusando de incitadores al terrorismu a tolos que protestaban y a los activistas sociales, criando inda más protesta social polas redes sociales. Cuando nun yera este'l casu. Mas este últimu que si puede ser el casu, por ser un paráu de la construcción ensin trabayu nin esperanza, empuntiáronse a tapar todu, de seguida.

De nuevas, pal añu vien, tamién chuben los precios, pero lo más fuerte y de vergoña ye la chubida de correyos, hasta un 10%, una estrabanzada.

Drento d'unos meses n'abril etc., van a pol butanu y la lluz, las enerxías mínimas necesarias pa una vida más o menos digna pa los trabayadores.