quarta-feira, 24 de setembro de 2014

LOS CURAS NUN CREYEN EN DIOUS.


Vigu (Senabria)
Los curas nun creyen en Dios pos bien que s’ascapan d’onde están cuando ven perigrar la sua vida.

Vigu (Senabria)
Nesto se véi craramente nos curas qu’estaban n’Africa y pidieron salir pa ser curaos, y ellí quedaron morriéndose a los que querían salvar.



Samartin de Castañeda
¿Mas, nun dicen qu’el cielu nun puede aguardar, la gloria de Dious?

domingo, 14 de setembro de 2014

EL GÜERTU CASERU. L'AGRICULTURA CAMPUSINA.



Hoy, también te escribo desde Almaraz, del pueblo que te hablaba.
Hoy hace un calor de narices, parece que vuelve el verano de vez en cuando, o no se quiere ir. Pues menudo chaparrón se puso hace unos días, la semana pasada.
Fueron un día o dos que hubo tormentas que llovieron bastante, especialmente el primer día.
Se agradece que haya días así, que cheire a humedad.
Ahora  el huerto casero está decayendo, desde que se apagaron las patatas, que es lo que más ocupaba en la tierra, y además este año no creas que está siendo muy bueno, pues sería por el tiempo, o por que se yo, parece según dicen los expertos, se crio una plaga que se llama araña roja. Que no dejó engordar ni criar suficientemente las plantas como frejoles, y ahora cuando los tomates tenias que estar produciendo más, están secándose. Tambien fue bastante afectado el melonar, con las sandias.
De todas maneras, este año la mayor plaga fueron los topillos, que menuda escabechina prepararon, especialmente algún vecino, en las patatas, pues aunque nos afectó, no parece que tanto como a otros.
Y la verdad es que las patatas, es de los alimentos que más se agradece dentro del huerto casero, pues las  patatas como los tomates y pimientos, es de lo que tiene más sabor en el plato, dentro de un buen platau.
El güertu da abondo trabayu, y si hacemos cuentas entre gasolina, gastos de maquinaria, arar, regar, tiempo, desplazamientos etc., puede que no salga my rentable, si lo comparamos a como se vende y los precios que hay en los supermercados, etc.

Pero claro, hay que tener en cuenta que la calidad es muy distinta, no hay comparación, aunque lo que produzcas no sea totalmente ecológico, los sabores, textura y demás son de una calidad y mejora tremenda entre lo casero y lo comprado.
 La verdad es que las preocupaciones que dan, son bastantes, pues sabes que tienes que ir rutinariamente si o si, aunque no te apetezca, no tengas tiempo, o andes  agobiado, pero la satisfacción que da, el poder apañar un tomate y meterlo directamente a la boca, digo un tomate como si fuera una acenoria, el tomate sabe a tomate, etc.
La verdad es que hay hortalizas que se nota mucho cuando son de esas compradas, de las que no.
Los defensores de la agricultura actual, industrial, defienden sus productos porque dicen que s la manera de alimentar a todo el mundo, en la ciudad.
Pueden que tengan parte de razón, pues en la ciudad no todo el mundo tiene la posibilidad, ni tiempo, ni ganas tampoco, para disfrutar de un guertu casero. Desgraciadamente es así.
Aunque cuido que el factor fundamental para que todo el mundo pudiera ser alimentado sanamente, con sabores no artificiales, es que la tierra trabajada para el beneficio de los trabajadores y demás clases populares, y no para la especulación, que es lo que ocurre ahora, pues e produce mucho especializadamente pero no para alimentar el cuerpo sanamente, sino para engordar las cuentas bancarias de los burgueses, que mientras expropian las tierras comunales tradicionales con las fuerzas del estado, por ejemplo en África, las siembran para la exportación de productos de lujo como flores, palma, café, etc., mientras hay multitud de hambrunas en todos esos países.
Aquí pasaba lo mismo, se expropiaban tierras comunales para usos militares. Se prohibía el uso tradicional del monte de subsistencia, para plantar pinos etc. a favor de la rapiña extractivista burguesa.
Y así continuamente, el campo fue siempre usado para el robo y el abuso del poder.
Todo esto favorecido con una estructura social caciquil, de pequeños propietarios al servicio por silencio o por acción de la aristocracia, burguesía y toda su burocracia. Lo  que hace favorecer aun más la explotación a los campesinos y finalmente la emigración y la despoblación rural, y con todo ello, la desaparición de culturas, tradiciones arraigadas en la tierra.
Parece que se va calmando e tiempo, ya deja de pegar tan fuerte el sol, y corre más aire.
Se agradece todos estos sonidos de pájaros que están metidos entre negrillos, chopos etc. es una sinfonía impresionante.
Dentro de poco es la vendimia, este año se adelanta bastante, por tanta sequia, pero parece que no va a se mal año de uva. Por lo menos para casa tenemos y para el vino que bebemos a las horas de las comidas.

 

quinta-feira, 11 de setembro de 2014

N'Almaraz


Las Llatas de San Pelayo

Estimado amigo:
Te sigo escribiendo desde un lugar precioso y con un maravilloso sonido de cantos de pájaros de todo tipo, desde mi pueblo Almaraz, en tierras leonesas de Zamora.
En verano, este pueblo es precioso, es una pena que ahora no tenga mucho tiempo de pasear por cuestiones de trabajo, pero en todo el año, también hay mucho que ver, y los parajes más bonitos son justo los que pegan y están a la orilla del Duero. Esto todo es un  paraíso, donde el sol hace de los laderos y arribanzos una variedad y un crisol de colores por la multitud de flores que nacen y proliferan a lo largo de este gran rio, y tan maltratado.
Después Almaraz tiene también su historia, se habla de un teso, que está pegando al pueblo, que se le llama el Castillo, y que dicen que se encontraban allí pequeños tesoros de monedas antiguas, romanas.
Todo el mundo lo dice pero yo todavía a nadie vi esas monedas, es fácil que desaparecieran para venderlas.
En este Castillo dicen, cuenta la leyenda de la mora que se peina detrás de una sábana tendida, con unos cabellos muy largos y rubios que cuando se acerca uno, desaparece.
San Pelayo
También, y debe ser historia de verdad, pues hay estudios de ello, los restos de un santuario donde se hacían celebración anteriores al cristianismo, en estas celebraciones se hacían rituales de sacrificios, no se sabe muy bien si solamente animales.
Se ve muy claramente, un poyo que servía de pira y con un pequeño cañal por donde recorría la sangre para caer en otra piedra escavada.
Hay por lo menos dos piras de sacrificio en esta zona, es preciosa, está en un alto, desde donde se domina con la vista casi todo el rio Duero que arrodía el término de Almaraz, se ve también muy bien, la otra orilla, que es término del pueblo de San Román de los Infantes, que es de la comarca de Sayago.
Este lugar se cristianizó, poniéndole el nombre de San Pelayo, y tuvo una ermita (ahora caída) a donde se iba de romería todos los 9 de Mayo. La fiesta más importante de año.
San Pelayo
Llevaba años desaparecida la romería, y se volvió a recuperar hace pocos años, de una manera distinta, sin el carácter religioso, y más de convivencia y de fiesta, donde se come la tradicional arroz con leche, y hay gente que lleva su merienda allí mismo. La otra comida tradicional que también se hacía era la tortilla de bacalao. Antes según me cuentan, era la comida lo que se celebraba, ahora, quedó en una merienda pero está bien seguir minimamente con la tradición.
Toda una celebración en honor a la primavera y el nacimiento de la fertilidad. Poco antes, la noche del 31 de abril al 1 de Mayo se celebra el levantamiento del Mayo, otro también importante suceso en la vida campesina, para celebrar la fecundidad. Normalmente era más una celebración de quintos, pero ahora mismo, es lo que menos hay, con lo cual para subir la viga de árbol recién talado, en el mismo día 31 de Abril, participa gran parte del pueblo.
Además, son los mediana edad, los que tienen más idea que como atar el mayo, como tirar y empujar de él para se hunda en el hoyo.
Hay otra tradición que se volvió a recuperar que es la danza de los palos, o Pauliteiros como se llama en Miranda del Douro, supongo que lo conocerás. Van vestidos de blanco con flores en la cabeza (ahora estas flores son de plástico) y un pañuelo en la cintura, y se danza chocando los palos de unos danzarines contra los otros.
Estas danzas se realizaban en el Corpus en misa y en la fiesta de San Pelayo durante la procesión o romería.
Pero desgraciadamente, no se recuperan otras tradiciones como las del ramo, que es un objeto triangular en la cúspida sujeto con un palo en el suelo (todo de madera).
Este objeto se adornaba con todo tipo de cintas y roscas, y se realizaban cantos ante este, en fiestas litúrgicas importantes.
También esta tradición debió perderse hace tiempo, y tampoco sé realmente que es lo que se cantaba o rezaba.
En muchos pueblos de las tierras leonesas, se sigue poniendo este ramo en las celebraciones, fiestas y misas.
Hay otra leyenda bien bonita, que es la del moro que es perseguido por un castellano, y salta el rio de una punta a hora, en la parte más estrecha del acantilado en los arribanzos del Duero, dejando sus marcas en la peña, por eso esa zona se llama, El Salto Ladrón.
Así dice:
Avanza’l mío caballo
Prefiero morir ahogado
qu’en manos
d’un castellano.
En esos mismos arribanzos de cuenta la historia de un bandolero sayagués de Perigüela (Pereruela), que se llamaba el MOZO, que desde bien pequeño escapó al campo para ganarse la vida en esta jera, pero prometió a su padre que nunca mataría a nadie, y dicen que lo cumplió.
Hay muchas historias y bien bonitas en un pueblo que pudo fácilmente llegar a tener 1000 habitantes a mediados del siglo XX, pero que ahora está muy vacio.
Ahora mismo estoy recordando, las vistas preciosas que veo cuando voy a un tierra que le tocó a mi madre en la concentración parcelaria “El Saceo”, que es de matorral, con carrascos, jaras, etc., y desde arriba del teso, se ve una maravillosa vega en el rio que serpentea y da muchas vueltas.