terça-feira, 3 de dezembro de 2013

A MÁS REPRESIÓN, MÁS CLANDESTINIDAD.

Almaraz del Duero
Pese a la salida en goteo de los presos políticos de las cárceles, tras ilegalizar la doctrina Parot, siendo uno de ellos, un preso que llevaba más 28 años en ellas, dicen que de los más viejos, con más antigüedad.
La represión sigue creciendo, inventando nuevos delitos que se paguen en principio con multas administrativas y si eres insolvente puedes acabar en cárcel.
Pero lo que supone son mayores ingresos al Estado y menos gastos al no entrar en la cárcel, con menos repercusión social, aunque cada vez provoque más miedo.
Hacen pensar que todo está al servicio de sofocar cualquier rebelión, aunque sea pacífica.
Saben muy bien que hacer y como hacerlo. Todo esto hará que las rebeliones o cualquier obra, acción acabe cada vez más organizada y a escondidas. Pues es a lo que te obligan. O eso o el yugo.
Mas el ser humano lleva siempre en la sangre la sed de justicia y su reivindicación contra la opresión de clase capitalista del Estado, por mucho que ellos usen la alienación con la educación y las fuerzas represivas.