domingo, 23 de junho de 2013

CARTA SANTIAGO RODRIGUEZ MUÑOZ desde HUELVA (9/JUNIO/2013)


Córdoba 

“Hola: he recibido tu carta del 29 de mayo y otra anterior del 5 de marzo. En la última comentas que te han devuelto otras dos que me habías enviado. Se debe a que cuando considero que la manipulación del correo intervenido es inescrupulosa, mediante una reapertura del mismo que no encuentro justificada, me veo obligado a rechazarlo.
Sobre mí no hay mucho que contar. Nací en León en 1971. Trabajador del sector forestal. Con 20 años comencé a militar en el comunismo organizado. Más tarde, solicité el ingreso en los Grupos de Resistencia, después de tres años en la clandestinidad, caí en Madrid en el 2003. Voy a cumplir diez años en prisión y estoy condenado a cadena perpetua…
 Me despido hasta la próxima y aprovecho para enviarte un abrazo.
Santi”

CARTA DE LUCIO GARCÍA BLANCO, DESDE LA CÁRCEL DE TOPAS. 2/6/2013


Córdoba

“Hola:…paso a contestar la tuya del 27 de abril, que tardó 20 días. El correo cada vez va a peor por estas casas, lo que implica que tienen bastante miedo a que nuestras cartas puedan influir con opiniones políticas en la gente  a la que van dirigidas y en la situación política general, que es realmente delicada para el Estado. Hace un par de días que me trajeron de vuelta una carta que yo le había enviado a Santi a Huelva,  con un papelito grapado que dice: “El destinatario no recoge correspondencia”. Pero él ya me había comentado con anterioridad que tenía graves problemas con el correo…
La cuestión es seguir promocionando todo ello (la cultura tradicional), pero en esta sociedad capitalista esa cultura del pueblo interesa muy poco, entre otras cosas, porque no mucho dinero. A la gran burguesía, que es la que directa o indirectamente suele controlar esas cuestiones, le interesa una música que adormezca a la gente y mucho botellón y bastante droga. Me gusta mucho el grupo Mester de Juglaría…
Sobre  la cuestión del País Leonés. Aquí también hay que tener en cuenta que se ha impuesto la ideología dominante y o mismo apenas conozco la historia concreta ni el sentir de la gente de la zona, lo que por supuesto creo que se debe respetar. No creo que haya que considerarlas como algo antediluviano o del pasado, aunque si deben verse en su verdadera dimensión. En este sentido a mi me parece que el problema puede surgir si se reivindica como cosa única y principal, dejando al margen o en un lugar secundario las cuestiones de clase y, y en concreto, la lucha por el socialismo. Lo que me parecería erróneo y que no responde a la realidad es que se pueda considerar a León o a la propia Asturias como naciones hoy en día, pero si me parece positivo que se rescaten todas sus raíces culturales, la lengua etc. A Zamora si la identificaba con León pero no a Salamanca. Otra cosa distinta es la visión que tienen los abertzales vascos, que consideran que cada región es una nación, y que España no existe. Si en una zona hay un fuerte sentimiento nacional lo normal es que se trate de una nación, y eso es lo que realmente ocurre en Galicia, Euskal Herría y Cataluña, aunque en otras zonas como Asturias, Andalucía etc. Hay pequeños sectores que también las reivindican como nación. Yo creo que incluso Asturias tenía las características necesarias para convertirse  en una nación propia, en el momento de consolidarse y reivindicarse como tal, que históricamente responde al surgimiento de la burguesía y el capitalismo, no lo hizo; habría que estudiar los motivos. Normalmente es la burguesía la que tira del sentimiento nacional, pero allí no lo hizo porque seguramente le interesaba más compartir sus intereses con el resto de los burguesías del Estado, para explotar al conjunto de los trabajadores. Claro que en Asturias, por su particular cultura, su característico territorio, etc. Hay un fuerte sentimiento de identidad propia que es positivo conservar y desarrollar.
Esa visión de que en la U.R.S.S. de Stalin se llegó a desarrollar una tecnología muy avanzada, o que en realidad llegó a ser la segunda potencia del mundo en un tiempo record y superando unas condiciones dificilísimas, es algo que cada vez se empieza a reconocer más por aquí. Ya no existe el bloqueo anterior y poco a poco se va reconociendo parte de aquella realidad. Sobre la derrota de los nazis en la II guerra mundial siempre dijeron que se debió a las duras condiciones climáticas de Rusia, lo que es totalmente falso pues esa época ya no era la de Napoleón; pero en los últimos documentales que ha visto en TV ya han tenido que reconocer que tenían los aviones y los tanques de guerra más avanzados tecnológicamente del momento. Como ya no pueden ocultar la verdad tienen que emborronarla con patrañas como que si un currante no cumplía, lo fusilaban”. En términos generales la supremacía de la U.R.S.S. y la motivación de los trabajadores se debió fundamentalmente a causas políticas e ideológicas, así como a la s superioridad de la economía socialista y su carácter planificado, en contraposición a la anarquía de la producción que reina en el capitalismo. Allí se trazaban los planes quinquenales en función de las necesidades del conjunto de la población. Aquí cada capitalista produce lo que quiere y como quiere en función de sus propios intereses, aunque sin saber si hay demanda para su productos, lo que supone uno de los factores que provocan la crisis.
En estos momentos ya están abiertos los archivos de la KGB y se conoce que los asesinatos de Stalin, no fueron ni la sombra de lo que dicen los capitalistas aquí, todo apunta a que hubo ciertos excesos, pero un porque un currante trabajase poco; la realidad es que la burguesía y los terratenientes saboteaban las fábricas, los campos sembrados, etc., y también realizaban numerosos crímenes, de ellos no dice nada la burguesía. Hace unos días tuve una pequeña charla con un chaval lituano, que me parece bastante esclarecedora. El me comentaba que en la U.R.S.S. no había paro ni miseria, que tenían acceso gratuito a la enseñanza, la salud, etc. Pero, a continuación me remarcaba que allí nadie se podía hacer rico, como si aquí eso estuviera al alcance de cualquiera y no conllevara el desarrollo de la miseria, el paro etc., Y posteriormente , me comentaba que encima los comunistas no creen en dios; yo le dije que hoy en día ya se sabe que no existe y que se trata de un invento del hombre para oprimir y explotar a sus semejantes etc., a lo que me respondió acalorado y nervioso que si el supiera en esto momentos que una vez que morimos no hay otra vida en el más allá, se suicidaría, que no tendría sentido vivir más, que esto no merece la pena… Como ves algo realmente patético, y se trata de un chaval de los más decente que hay por estas casas. Esto demuestra nuestra tesis de que , a la muerte de Stalin, desde el partido se promovió un autentico desarme político e ideológico de los trabajadores, para facilitar la ofensiva de la ideología capitalista desde los sectores de la iglesia y otros, que fue preparando las cosas para el derrumbe del socialismo allí. La base de todo ello fue la tesis revisionista de que en esos países se había llegado al comunismo, se habían extinguido las clases, y ya no era necesaria la lucha de clases, etc., junto a la famosa “coexistencia pacífica”  a nivel de política internacional. Como recordarás, esto lo transformó el espabilado de Carrillo en la llamada “reconciliación nacional” y su “eurocomunismo”.
Hace un par de días que nos han anunciado la formación de un llamado Consejo de Seguridad Nacional, y todo apunta aunque no se trata de otra cosa que un organismo para controlar al movimiento de protesta contra el régimen y sus recortes, que se viene produciendo en la calle, prevenir que no se pueda transformar en un movimiento revolucionario y apuntalar al Estado que ya está en autentica bancarrota. Sobre ello hablarán lo mínimo posible y tratarán de justificarlo en torno a los peligros internacionales.
Bueno, hoy parece que ha llegado un poco de calor, y la verdad es que este año el invierno se ha alargado demasiado. Un fuerte abrazo. Lucio.”